homeopatica
         
homeopatia  
Preguntas frecuentes

¿Poseen los medicamentos homeopáticos toxicidad o efectos adversos y colaterales?

¿Cómo actúan los medicamentos homeopáticos?
¿Que diferencia hay entre el tratamiento homeopático y el alopático?
¿El médico homeópata examina al enfermo, solicita analisis y radiografías y hace diagnóstico?
¿Se opone la Homeopatía al uso de vitaminas o minerales?
¿Son incompatibles el tratamiento homeopático y el alopático?
¿Cuál es el campo de acción de la Homeopatía?
¿Se opone la Homeopatía a la Cirugía?
¿Con qué se confunde la Homeopatía?
¿Cuánto tiempo dura un tratamiento homeopático?
¿Cuánto cuesta un tratamiento homeopático?
¿Existen especialistas Homeópatas?
¿Por qué no está reconocida la Homeopatía?
 
¿Poseen los medicamentos homeopáticos toxicidad o efectos adversos y colaterales?
Además del principio de similitud, el otro gran descubrimiento del método homeopático consiste en que estas sustancias originariamente tóxicas, cuando son administradas en dosis infinitamente pequeñas, como es natural, pierden todo su potencial toxicidad, aunque paradójicamente conservan su poder farmacológico y su acción biológica
Los medicamentos son preparados según un extenso y particular procedimiento de dilución y sucusión, que permite asegurar la inexistencia de moléculas de la sustancia original (el Arsénico o el Mercurio, por ejemplo) en las dosis
habitualmente empleadas. Por esto, una de las enormes ventajas del tratamiento con medicamentos homeopáticos
reside en que éstos carecen completamente de toxicidad o efectos adversos y colaterales, lo que permite emplearlos en niños, ancianos o embarazadas con total seguridad.
¿Cómo actúan los medicamentos homeopáticos?

Los conocimientos actuales de la física y de la química no permiten todavía con certeza la intimidad de este curioso fenómeno. Numerosas experiencias científicas confirman en forma irrefutable la acción biológica de los medicamentos homeopáticos en seres vivos y el cumplimiento del principio de similitud.

Por otro lado, hay suficientes evidencias como para aceptar que el proceso de dilución deja en el solvente que se utiliza para la misma (habitualmente alcohol al 70%) una configuración espacial determinada de sus moléculas, característica para cada una de las sustancias originales. Algo así como una llave y su cerradura, o como fue recientemente bautizado un experimento por la prensa internacional, la "memoria del agua". Se cree que esta configuración espacial de moléculas del medicamento podría de alguna manera transmitirse a las moléculas de agua de los seres vivos a los cuales se les administra, desarrollándose así su acción biológica y terapéutica
En definitiva, sí es comprobable que el medicamento produce un estímulo en el mismo sentido que aquél que produce la enfermedad, generando una reacción contraria curativa más intensa, acelerada y eficaz.
¿Que diferencia hay entre el tratamiento homeopático y el alopático?
En parte, estas diferencias surgen de lo dicho anteriormente. El tratamiento alopático intenta, por medio de drogas de acción química y en mayor o menor medida tóxica, "suprimir" los síntomas y manifestaciones patológicas, por medio del llamado Principio de los Contrarios. De allí, por ejemplo, la utilización de laxantes en la constipación y antidiarreicos en la diarrea.
Esta "supresión" de manifestaciones deja habitualmente intactos el origen y causas de las mismas. Por ello fracasan en el tratamiento de la mayoría de las afecciones crónicas, en las que sólo se logra alivio o paliación mientras dura el tratamiento.
Por el contrario, el tratamiento homeopático no busca suprimir manifestaciones patológicas, sino que tiene como propósito estimular la reacción inmunológica y curativa natural. De ahí que el tratamiento homeopático sea verdaderamente natural y resulte realmente eficaz para curar enfermedades agudas y crónicas, y no solamente aliviarlas. Cuando la enfermedad resulta incurable, el tratamiento homeopático es capaz también de aliviar al enfermo, pero en una forma mas natural y de alguna manera mas saludable.
Otra gran diferencia entre el tratamiento alopático y el homeopático reside en que el primero, por naturaleza, tiende a fragmentar al individuo enfermo en órganos y aparatos, no tomando en consideración el conjunto y sobre todo a la persona enferma , debido a que en dicha forma terapéutica la elección del medicamento está basada casi exclusivamente en el diagnóstico clínico. Ello determina que el paciente no se sienta muchas veces realmente atendido y comprendido en su totalidad.
Si bien el viejo aforismo "no hay enfermedad sino enfermos" resulta exagerado, la realidad muestra que una misma enfermedad se presenta en diferentes sujetos de variadas formas, de acuerdo a sus características individuales y su constitución física y psíquica. Es además bien sabido que conflictos profundos o situaciones emocionalmente traumáticas son capaces de desencadenar enfermedades , muchas veces graves e incurables. Forma parte de la esencia del método homeopático la investigación de todas las características individuales de las manifestaciones patológicas y de todos los rasgos de la constitución y personalidad del enfermo y de los posibles desencadenantes emocionales de su enfermedad actual. Es el conjunto de toda esta información el que en definitiva determina la elección de un medicamento. Así, una misma afección puede ser curada con distintos medicamentos, según cómo se presente en cada individuo en particular.
Resulta de esto que el paciente sea realmente atendido y comprendido en su totalidad. Además, el tratamiento homeopático, al estimular una reacción curativa general y reestablecer el equilibrio del sujeto, no sólo produce alivio de las manifestaciones patológicas concretas, sino que establece una sensación subjetiva de bienestar e inclusive es capaz de resolver alteraciones emocionales a veces profundas como la depresión, la ansiedad o los temores.
¿El médico homeópata examina al enfermo, solicita analisis y radiografías y hace diagnóstico?
Hay que comprender que tanto la Alopatía como la Homeopatía son dos sistemas terapéuticos, y que todo el resto de las ciencias médicas (la patología, la cirugía, la cliníca, la pediatría, la obstetricia, etc.) no son privativas ni de la una n i de la otra. El médico homeópata tiene la misma obligación profesional y ética que cualquier médico de recurrir a un minucioso interrogatorio y examen físico del enfermo y a solicitar todos los análisis y estudios radiológicos que sean pertientes para arribar a un correcto diágnostico clínico.
Existe dentro de la Homeopatía una corriente minoritaria de pensamiento, excesivamente psicologista, que sostiene que toda enfermedad es consecuencia de un trastorno emocional serio. Estos homeópatas sólo se ocupan de los síntomas psíquicos de sus pacientes, menospreciando todo lo orgánico, y nunca examinan al enfermo. El riesgo que extraña esta posición es el de no establecer a tiempo el diagnóstico de enfermedades graves.
¿Se opone la Homeopatía al uso de vitaminas o minerales?

No todo lo que no es Homeopatía es Alopatía. El espectro de la medicación alopática está limitado, en general, a aquellos medicamentos conocidos como "anti": antialérgicos, antiespasmódicos, antiinflamatorios, etc.

En este sentido, la utilización de vitaminas o minerales e inclusive de algunas hormonas en determinadas situaciones, no resultan ni homeopático ni alopático; son simplemente elementos fisiológicos que actuan reponiendo o suplementando un déficit del organismo y resultan perfectamente compatible con el tratamiento homeopático. Lo mismo ocurre con la utilización de sueros por vía endovenosa, transfuciones, etc.
¿Son incompatibles el tratamiento homeopático y el alopático?
Existe la creencia de que si se combinan ambos tipos de tratamineto pueden producirse en el enfermo efectos nocivos. Esto no es así. Lo que sí ocurre es que la medicaión alopática enmascara los síntomas naturales del enfermo y la enfermedad, lo que puede dificultar el hallazgo del medicamento homeopático correcto. Además, algunas medicaiones alopáticas anulan parcial o totalmente el efecto terapéutico de los medicamentos homeopáticos. Por otro lado, hay determinadas situaciones muy contadas en la práctica, en las que resulta imposible suspender la medicaión alopática que el paciente ya estaba tomando, e inclusive es necesario muy ocacionalmente complementar el tratamiento homeopático con con algún medicamento alopático.
Es importante que los pacientes que inician un tratamiento homeopático sepan que no deben suspender abruptamente los medicamentos de otro tipo que estaban recibiendo, ya que esto puede ocacionarles serios trastornos. La medicaión alopática debe ser interrumpida gradualmente y de acuerdo con un esquema adaptado a cada situación individual.
¿Cuál es el campo de acción de la Homeopatía?
Este es mucho mas amplio de lo que el públicoen general cree. Resula difícil acotarlo con precisión, pero puede afirmarse que se extiende a las patologías habituales de todos los órganos y aparatos, agudas y crónicas, a un gran número de enfermedades graves, a trastornos emocionales y de conducta, problemas psicosomáticos e inclusive varias enfermedades psiquiátricas. El limitees aquél de la reversibilidad de las lesiones; no es posible curar aquello que lla es ireversible, haciendo las salvedades de que aún en estos casos es posible brindar alivio, y de que muchas veces algo que se creía irreversible e incurable, se descubre que no lo era luego de comenzar el tratamiento.
¿Se opone la Homeopatía a la Cirugía?
En absoluto. Esto ha sido y sigue siendo una falsa creencia respecto a la homeopatía. Lo que sí ocurre es que un número significativo de situaciones, que para los cánones de la medicina convencional sólo pueden resolverse por métodos quirúrgicos, resultan ser curables con tratamiento homeopático.
¿Con qué se confunde la Homeopatía?
Mucha gente relaciona herróneamente la Homeopatía con otras prácticas heterodoxas con las que en sentido estricto no tienen ninguna rlación. Sin abrir juicio sobre ellas, la Homeopatía no tiene ningún punto de contacto con la Acupuntura, el Naturismo, la Herboristería (tratamiento con hierbas medicinales), el Irisdiagnóstico (el diagnóstico de enfermedades a través de la observación de alteraciones en el iris), la Quiropraxia, la Radiestesia o los Florales de Bach, etc.
Existen también técnicas de alguna manera relacionadas con la Homeopatía, como son la Medicina Antroposófica y el llamado Complejismo. Este último consiste en administrar medicamentos homeopáticos pero mezclados entre sí y en un número que puede alcanzar los 60 u 80 simultaneamente.
Además, malintencionadamente se pretende llamar tratamiento homeopático a la utilización de preparados magistrales que invariablemente contienen anorexígenos (anfetaminas), laxantes, diuréticos y hormonas, para el tratamiento de la obesidad. Estas recetas son fáciles de reconocer ya que contienen una lista de sustancia químicas, difícilmente legibles, que son preparadas en forma de comprimidos o cápsulas grandes.
En el verdadero tratamiento homeopático el medicamento es habitualmente único, tiene un nombre claro, en latín de la sustancia de origen, no son mezclas y se administra en forma de pequeños glóbulos o tabletas de azúcar, o en polvo de lactosa o en gotas.
¿Cuánto tiempo dura un tratamiento homeopático?
Esto depende de las caracteristicas de la afección, de su gravedad y antiguedad, de la buena vitalidad del enfermo y de los tratamientos previos que haya efectuado. Como es natural, la respuesta es mejor en niños y en pacientes vírgenes de tratamientos previos. De cualquier forma, hay que tener el concepto que el tratamiento no produce un efecto paliativo mientras es administrado, sino que genera una reación curativa tanto más lenta como mas tórpida y grave sea la evolución de la enfemedad. Por ejemplo, en una enfermedad com o el asma bronquial suele obtenerse mejoría sustancial entre 1 y 3 meses de comenzado el tratamiento, pero la curación exige proseguirlo 1 o 2 años. En una enfermedad aguda como una gripe o una angina, la respuesta ya es observable en 6 o 24 hs.
¿Cuánto cuesta un tratamiento homeopático?
El costo de los medicamentos es por regla general muy bajo. Las consultas médicas cuestan en general lo mismo o algo más que una consulta clínica, pero debe considerarse que el tiempo que el médico homeópata dedica a sus pacientes es sustancialmente mayor. Por otro lado, se produce un considerable ahorro por la no utilización o abandono de la medicina alopática.
¿Existen especialistas Homeópatas?
Recordemos que la homeopatía es fundamentalmente una técnica terapéutica y como tal puede ser aplicada en cualquier especialidad de la medicina. En nuestro país no existen tantos especialistas que apliquen el tratamiento homeopático como en otros lugares del mundo, pero su número está en constante aumento.
Por otro lado, las características intrínsecas de la homeopatía, que obligan a considerar al enfermo en su totalidad, convierten al médico homeópata en la figura perdida del médico de familia, con posibilidades para resolver la mayor parte de las situaciones médicas, teniendo la necesidad de recurrir a los especialistas para un mínimo de problemas.
¿Por qué no está reconocida la Homeopatía?
Esta es una situación propia de nuestro país. En países como Francia, Inglaterra, Alemania Federal, México, Brasil, se enseña Homeopatía como especialidad en Facultades oficiales de Medicina. En estas naciones existen hospitales con internación donde es utilizado el tratamiento homeopático.
Los motivos por los cuales esto no ocurre en nuestro país son varios. En parte existe un desconocimiento casi total en los medios académicos acerca de qué es la Homeopatía. También hay intereses contrarios a su difusión. Pero también es necesario reconocer que gran parte de la culpa la tiene los mismos homeópatas, muchos de los cuales se han obstinado en apartarse de los cánones que la medicina exige como ciencia, para convertirla en una práctica rodeada de misterios y elementos mágicos.
 
 
Nuestra Misión
Promover la salud del individuo al lograr un mayor conocimiento sobre la enfermedad, sobre sí mismo y sobre las alternativas naturales de curación que favorezcan el proceso de recuperación.
Ofrecerle a nuestros pacientes el tiempo y dedicación que sean necesarios para lograr el objetivo anteriormente mencionado.
Lograr un mayor conocimiento de la Homeopatía en nuestra sociedad, especialmente en las esferas en donde ésta, es aún no conocida; y en aquellas que aún se mantienen escépticas respecto de su eficacia.
 
Nuestra Ubicación
   
homeopatia
homeopatia
homeopatia
homeopatia
homeopatia
 
Clínica Homeopática © Todos los derechos Reservados, El Salvador C.A.
 
homeopatia